El cambio climático es, en la actualidad, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la sociedad. La creciente emisión de gases de efecto invernadero (GEI), ha provocado una complicada situación cuya solución está en manos de todos. Una de las mejores formas de reducir las emisiones de CO2 es conocerlas, y en este sentido el cálculo de la huella de carbono que genera nuestra actividad, es decir, la consecuencia de nuestra actividad en forma de emisiones de CO2, es una herramienta fundamental para ello.

Es importante saber que no podemos reducir a cero las emisiones de CO2 que generamos, por ello el plan de reducción se complementa con una propuesta de compensación, a través de creación y mejora de bosques.

La Huella de Carbono

La Huella de Carbono es un indicador que mide el impacto que provocan las actividades del ser humano sobre el medio ambiente. El objetivo de su cálculo no es únicamente conocer este dato sino desarrollar un marco estratégico para gestionar las emisiones de carbono e integrar esta gestión dentro de las prácticas empresariales.

Según el GHG Protocol “el objetivo de la gestión de la HC es proporcionar bienes y servicios a un precio competitivo, que satisfaga las necesidades humanas y la calidad de vida, al tiempo que reduzca progresivamente el impacto ambiental, hasta un nivel compatible con la capacidad de carga estimada del planeta”.

Como toda gestión, la determinación de la HC debe llevar implícito un proceso de mejora continua. De esta forma, un primer estudio de esta naturaleza probablemente encuentre una serie de deficiencias en la manera en que la empresa opera. Corregir paulatinamente estas acciones es parte de la gestión de la HC que debe implementar la organización.

En este contexto hacer este cálculo es importante, con el posterior compromiso de reducción de las emisiones mediante la elaboración de un manual buenas prácticas y con la intención futura de compensar, las no evitables, mediante un proyecto forestal que absorba ese CO2.

👈 Accede a la calculadora de CO2 de REAS Navarra

El proyecto “Calcular para reducir: que tu CO2 no deje huella” y la calculadora de CO2 forma parte del proyecto de educación ambiental subvencionado por el Departamento de Desarrollo Rural y Medioambiente del Gobierno de Navarra.

Logo Gobierno de Navarra